LA IMPORTANCIA DE LOS HUMEDALES

¿Por qué son importantes los humedales?

 

 No solo son hogar de infinidad de especies, también son el lugar y medio de vida de más de mil millones de familias, especialmente en Asia, África y América. Además, más de 660 millones de personas dependen de la pesca y la acuicultura que se producen en los humedales.

Los humedales aportan el 45% del valor que aporta el conjunto de los ecosistemas naturales de todo el planeta. Baste un dato como ejemplo: el sector de viajes y turismo relacionado con los humedales genera 266 millones de empleos en todo el mundo.

¿CUÁL ES SU SITUACIÓN?

A pesar de todos los beneficios que reportan, más del 60% de los humedales del mundo han desaparecido desde 1900 y su declive sigue acelerándose. Cerca del 40% estos ecosistemas se han degradado en los últimos 40 años, de acuerdo con datos de Wetland Extent Trend. La tasa de aceleración se incrementa un 1,5% cada año.

¿QUÉ ES EL CONVENIO RAMSAR?

La Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas se acordó en 1971 en la ciudad de Ramsar (Irán). Los países firmantes, entre los que se incluye España, están obligados a identificar y a proteger los humedales según varios criterios, especialmente su importancia para las aves acuáticas, además de velar por la protección y uso sostenible de todos los humedales en su territorio. España ha declarado 74 humedales bajo el Convenio Ramsar. Se convierte así en el tercer país con más espacios de estas características, precedido de Reino Unido, con 170, y México, con 142. SEO/BirdLife forma parte de BirdLife International, una de las cinco Organizaciones Internacionales Asociadas y reconocidas en el Convenio Ramsar a nivel mundial.

¿A QUÉ DEDICA RAMSAR EL DÍA MUNDIAL DE LOS HUMEDALES 2018?

A poner en valor los humedales urbanos, los que se encuentran en los pueblos y ciudades. Son, probablemente, los humedales más afectados por la destrucción de hábitat debido a que suelen soportar mayor presión humana y muchas veces acaban desecados, drenados o desnaturalizados.

RIESGOS NATURALES

Su papel es clave en la reducción del riesgo de desastres naturales. Su frecuencia se ha más que duplicado en solo 35 años, impulsada por los peligros relacionados con el clima y la meteorología tales como las inundaciones, los ciclones tropicales y las sequías. ONU-Agua calcula que el 90% de todos los peligros naturales están relacionados con el agua y el Grupo Internacional de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) prevé que en el futuro habrá incluso más fenómenos extremos.

PREVENCIÓN DE INUNDACIONES

En el litoral, los humedales actúan como una barrera protectora natural. En 2012, por ejemplo, contribuyeron a evitar daños por el huracán Sandy cuyo valor habría superado los 625 millones de dólares de los Estados Unidos. En el interior, los humedales funcionan como esponjas naturales, absorbiendo y almacenando el exceso de agua procedente de las precipitaciones y reduciendo las inundaciones. Durante la estación seca, liberan el agua almacenada, retrasando el inicio de las sequías y reduciendo la escasez de agua. Si se gestionan adecuadamente, los humedales pueden hacer que las comunidades tengan la suficiente resiliencia para prepararse para los desastres, afrontarlos y recuperarse de estos incluso mejor que antes.

CAMBIO CLIMÁTICO

Las zonas húmedas en buen estado de conservación contribuyen a contener los efectos del cambio climático mediante la mitigación y la adaptación. Se ha calculado que el drenaje o destrucción de las turberas, que también son humedales, ha sido responsable de emisiones anuales de efecto invernadero equivalentes al 10% del total de las emisiones derivadas del uso de combustibles fósiles en el mundo.

PROTECCIÓN DE LA COSTA

Alrededor de 200 millones de personas viven en regiones costeras bajas con riesgo de inundación debido a huracanes, mareas y maremotos. Los humedales litorales proporcionan una barrera física frente a las grandes mareas. Sólo en el Caribe, los servicios de protección de las costas que ofrecen los arrecifes de coral están valorados en 2.200 millones de dólares anuales.

RIQUEZA NATURAL

Las zonas húmedas son uno de los ecosistemas más productivos del planeta debido a la gran actividad biológica y la biodiversidad que acogen. Por ejemplo, la Gran Barrera de Arrecifes de Australia sustenta a 1.500 especies de peces y hasta 8.000 de moluscos. La cuenca del Amazonas contiene el mayor número de especies de peces de agua dulce del planeta, más de 3.000 conocidas. Y alrededor de 100.000 especies de animales distintas han sido identificadas hasta el momento sólo en los humedales de agua dulce del mundo. La mitad de ellas son insectos y unas 20.000 son vertebrados. Todos los años se descubren unas 200 especies nuevas de agua dulce.

ALMACENES DE AGUA PARA EL FUTURO

Los acuíferos subterráneos son los grandes depósitos del agua dulce del planeta, ya que acumulan el 95% del agua dulce disponible. La extracción no sostenible del agua alojada en el subsuelo para el consumo humano supone una amenaza grave para algunos humedales. En España es notorio el caso de Las Tablas de Daimiel y Doñana, con graves problemas hídricos debido a la sobreexplotación de los acuíferos sobre los que se asientan.

A escala mundial, el déficit de agua subterránea plantea en la actualidad importantes problemas en muchos países, como en India, China, Estados Unidos y la península Arábica. Además, en los últimos 50 años, el consumo de agua subterránea se ha multiplicado por diez.

Un ejemplo de interacción beneficiosa entre humedales y acuíferos es el llamado corazón verde de Florida o ‘Green Swamp’, que abarca más de 225.000 hectáreas. Este pantanal recarga las aguas subterráneas que nutren a multitud de manantiales, estanques, lagos y otros humedales, así como a cinco ríos importantes. El pantano regula el suministro de agua dulce a numerosos municipios y los flujos de agua subterránea hacia el exterior evitan la intrusión salina en el acuífero.

DEPURACIÓN NATURAL DE LAS AGUAS

Los humedales actúan como filtros naturales. Numerosos ejemplos en todo el mundo ilustran esta función natural. Al menos una tercera parte de las aguas residuales de la ciudad de Calcuta (con 10 millones de habitantes) se tratan eficazmente en 8.000 hectáreas de humedales (huertos, arrozales y estanques piscícolas) que, a la vez, sustentan a más de 20.000 personas que allí trabajan. Otro ejemplo: en el Reino Unido se utilizan más de 1.200 pequeños humedales artificiales como filtros biológicos. Filtros como el del Tancat de la Pipa, situado en l’Albufera de Valencia y en el que SEO/BirdLife trabaja. En Florida, el proyecto de eliminación de nutrientes en los Everglades implicó la construcción de un humedal artificial de 1.544 hectáreas para reducir el fósforo que entraba en el humedal Ramsar.

FUENTE DE ALIMENTOS

Los humedales proveen al ser humano desde alimentos básicos como el pescado y el arroz, hasta materiales de construcción, leña, aceite vegetal, sal, plantas medicinales, fibras textiles, tintes y taninos, miel y forraje para animales. El pescado representa la principal fuente de proteína de 1.000 millones de personas y al menos las dos terceras partes del total consumido depende en alguna etapa de su ciclo biológico de los humedales costeros, usados como zonas de desove, cría y alimentación. Igualmente los arrecifes de coral son lugares clave para la incubación y cría de la pesca mundial.

El arroz, que depende de humedales muy bien manejados, es el alimento básico para 3.000 millones de personas, representa una quinta parte del consumo de calorías en el mundo y hasta del 70% en algunas partes de Asia como Bangladesh, Camboya y Vietnam. Al menos 100 sitios Ramsar son arrozales que desempeñan importantes funciones ecológicas.

DEPÓSITO DE SEDIMENTOS Y NUTRIENTES

Los humedales también actúan como almacén de sedimentos y nutrientes transportados por el agua de lluvia y a través de los cauces fluviales. Cuando los ríos llegan a las llanuras de inundación, la velocidad del caudal disminuye rápidamente gracias a la falta de pendiente. Esto y la presencia de vegetación de ribera, aumenta la retención de los sedimentos. En el delta del Indo, en Pakistán, las presas han reducido el suministro de sedimentos en un 75%, lo que ha provocado su erosión y la progresiva pérdida de sus servicios ecológicos. Sin embargo, los sedimentos también pueden colmatar humedales cuando su flujo es excesivo debido a la erosión provocada por la deforestación en los cursos altos. Por este motivo, el lago Dongting (China) se redujo desde su tamaño original de 6.300 km2 hasta su tamaño actual de 2.700 km2.

TURISMO

Numerosos usos recreativos están ligados al agua: navegación, submarinismo, turismo ornitológico y naturalista, fotografía o pesca deportiva. Estas actividades lúdicas generan importantes ingresos que benefician a las comunidades locales y contribuyen a promover el manejo sostenible de sus humedales. Abundan los ejemplos de cómo el turismo puede ser compatible con la conservación y a su vez permitir el desarrollo económico de la zona. El buceo recreativo en los arrecifes de coral del Parque Marino Nacional de Bonaire (Antillas Neerlandesas) aporta anualmente 30 millones de dólares a la economía de la isla. Más de millón y medio de turistas visitan cada año el Parque Marino de la Gran Barrera de Arrecifes, lo que genera más de 1.000 millones de dólares australianos. Los ingresos del turismo en el sitio Ramsar de los Norfolk Broads, en Reino Unido, aportan el equivalente de 3.000 empleos a tiempo completo.